8/7/11

La llama sigue iluminando




El 9 de julio de 1816, el Congreso de diputados de las Provincias Unidas lanzó desde San Miguel de Tucumán un grito de especial resonancia en nuestros días: Independencia. El debate no terminó ese 9 de Julio histórico sino que diez días después, en sesión secreta, se modificó la fórmula de juramento de la Independencia. Fue para que quedara plenamente en claro su significado en ese momento y también para siempre. Y por eso en el párrafo que decía que quien la juraba lo haría por una nación libre “del rey de España Fernando VII, sus sucesores y metrópoli” se añadió “…y de toda dominación extranjera”.

En medio de graves circunstancias externas e internas que ponían en riesgo la misma causa revolucionaria, los congresistas iniciaron sus deliberaciones el 24 de marzo, el mismo día que 160 años después, otro 24 de marzo, en traición al ejército sanmartiniano, simbolizaría lo contrario de aquel audaz grito de libertad.

Con antelación fueron llegando esos hombres a Tucumán en representación de sus pueblos, uno por cada 15.000 habitantes. No fueron tantos los que estuvieron, no obstante, en la jornada inicial: veintiuno, de los treinta y tres que habían sido elegidos en pueblos y villas del antiguo Virreinato del Río de la Plata.

La propuesta del diputado por Jujuy Teodoro Sánchez de Bustamante, que el presidente del Congreso Francisco Narciso Laprida y el secretario Juan José Paso pusieron a consideración fue votada por unanimidad: Ser libres e independientes contra los poderes predominantes de afuera y de adentro, lucha que lleva dos siglos.

Constituido en continuidad de los ideales de Mayo, el Congreso tuvo por propósito abonar la institucionalización de un Estado ajena al orden de la colonia española. Un paso que tres años antes no había podido dar la Asamblea General Constituyente, más allá de que algunos de sus integrantes lo hubieran reclamado.

En Tucumán, en cambio, los diputados reafirmaron la soberanía nacional en nombre del pueblo, y no del rey español que a esa altura no sólo había recuperado su trono sino que prometía terminar con la revolución americana.

Eludir el unitarismo y centralismo porteño, promover el federalismo de las incipientes provincias y tomar la determinación de deliberar en el Norte y no en Buenos Aires fue parte de la misma estrategia. Tucumán, la misma tierra que en 1812 había aportado sus hombres al general Manuel Belgrano (doc9) que conduciría al triunfo en la batalla que lleva el nombre de esa provincia, fue la sede elegida, aunque no sin discusiones.

“¿Dónde quieres que sea? ¿En Buenos Aires? ¿No sabes que todos se excusan (sic) de venir a este pueblo de Buenos Aires, a quien miran como un opresor de sus derechos, que aspira a subyugarlos? ¿No sabes que el nombre porteño está odiado en las Provincias Unidas o desunidas del Río de la Plata?” escribía fray Cayetano Rodríguez a su amigo y obispo tucumano José Agustín Molina.

Además, Santa Fe y Córdoba enfrentaban a Buenos Aires, lo mismo que Corrientes, Salta sufría la cercana presencia de los realistas y Mendoza estaba abocada a la preparación del cruce liberador del general José de San Martín.

Para la historia oficial, este primer Congreso sólo resume la declaración de la Independencia pero fue aún más: reafirmó la intención de construir un país federal, propugnando, incluso, que la capital de las Provincias Unidas se trasladase a la propia Tucumán y que la autonomía de Buenos Aires fuera igual a la de las otras provincias. También determinó que la enseña creada por Manuel Belgrano sea la insignia de la nueva nación.

Fueron esos mismos diputados quienes plantearon la necesidad de sancionar una Constitución y una forma de gobierno, entre la idea del Belgrano (Doc9) de elegir como emblema de unidad a un monarca inca y, por otra parte, los abanderados del republicanismo.

Además de Tucumán, esos hombres llegados desde Buenos Aires, Mendoza, Santiago del Estero, Catamarca, La Rioja, Córdoba, Jujuy, Salta, San Juan, San Luis y otros lugares como Charcas y Cochabamba, representaban en su gran mayoría posiciones contrarias al porteñismo. Pero ante la amenaza del avance español, el Congreso en 1817 debió trasladarse a Buenos Aires, que a la postre se revertiría la situación. Así lo demostraría la aprobación de una Constitución de fuerte carácter unitario de 1819, lo cual generó el rechazo de las provincias y su posterior levantamiento en armas.

El primer Congreso nacional dejó de existir, pero su llama sigue iluminando la determinación de ser libre e independiente.

Una lucha permanente para un país tironeado por las fuerzas de la producción nacional con una industria activa y competitiva por un lado y por quienes reducen el papel de la Argentina a mero proveedor de materia prima. Soberanía o dependencia.

Diversos Apuntes en www.télam.com.ar (link/espaciales)

9 comentarios:

Victor Zifredi dijo...

Cuantos cosas que ignoraba Doc¡maldito Mitre, maldito. que historia oficial de mierda¡abrazo. Victor

El Doc 9 dijo...

Tanto soñaron los Belgrano, los San Martin, los Guemes, Rosas, Peron, Eva, el propio Néstor Kirchner, para que la ciudad/puerto y su ADN del Virreinato del Río dela Plata, vote a Macri.¿Ese es el fin de al pelea con Clarin, la Iglesia puta, los monopolios?, que en el 2015 gane Scioli o Macri? ese es nuestro destino? "Ni vencido, aun vencido", cantaba el querido Cabral. pero da bronca, poruqe no se toman tampoco las banderas de ese Congreso de Tucumán que también tuvo que pelear contra la puta Buenos Aires

LOLO dijo...

Coincido con su comentario doc, estoy indignadisimo, uno sueña con q un dia la ciudad cambie, pero no... en vez de restar votos, suman... como poder hacer para cambiar esta ciudad para pocos?

Muy bueno el apunte, un abrazo!

Maxi dijo...

Doc, no tenía en cuent tantos datos sobre el 9 de Julio de 1816; que hijos de puta los de Buenos Aires; igual que ahora, que votan a este lacra de Macri. Me gustaria que usted, Doc, nos excplique pasó y que pasara el 31, usted que conoce el paño político. abrazo

Mama Beker dijo...

lo voy a tener en cuenta Doc. lo felicito por batallar con su plu,a de donde sea, desde Télam, algún diario lo que sea, como si el espíritu de Manuel Belgrano lo este invadiendo a usted. Abrazo grande

H dijo...

Doc gracias por tus palabras siempre de aliento! dan ganas de seguir dandole al blog asi
saludos y siempre leyendo
H

El Doc 9 dijo...

Lolo queirdo, este Doc9 tes resperta y te quiere mucho.
Gracias Maxi -bienvenido-Beker, H por enriquever el Apunte y ayudar a esto de avivivar a los "zonzos". No todos, por supuesto, pero cuanto porteños, en la ciudad de Buenos Aires, habra que por zonceras votaron a Macri. Digo no todos, porque muchos otros habran votado por consentimiento, otros por descarte otros por tantas cosas, motivosl que apuntaremos en otra ocasión.
y si, simpre levantando las banderas de ee grande que fue Manuel Belgrano

Radio Bemba dijo...

y vamos a ver que pasa el 31, pasra mi que macri ya gano igual... lo que me sorprende como resalte antes es por la gran cantidad por la que ganó eso si creo que es un poco preocupante...
no me gusta del todo filmus y tomada, hubiese preferido algun otro nombre para la cuidad, creo q a amado le hubiese ido mejor, da bien con el perfil de "la capital" (como le decimos por acá)... hay muchas cosas para tener en cuenta en estas elecciones, entre esas el modelo de ciudad que propone macri, sabes cual es mi resentimiento??... que la gente que lo vota es conciente de lo q esta votando... entonces me da mucha bronca que quieran un pais así cuando nosotros nos esforzamos todos los días por alcanzar aunquesea un poco de "justicia social", o como le quieran poner...

en fin seguiremos esperendo el milagro de creer que un dia la gente empieze a dejar de pensar un poquito en sí misma dentro de su burbuja y vea hay demas que tambien somos personas, aunque crean que somos extraterrestres o peor.

saludos doc. como siempre un texto exquisito!...
(que bueno que volviste al ruedo!)

El Doc 9 dijo...

Radio¡¡La ciudad/puerto mitrista est asi. un amigo me dice que estaba bajón al final del día 10, una sensación de tristeza, como si uno hace cosas o hablara sin sentido, como estando sólo o junto a algunos poquitos que entienden que pasa. Ver a vecinos y amigos, familiares, confundidos, aturdidos con el caño de Tinelli o si Macri dejó embarazada a la mina que tiene y me sentí solo. Puede ser falta de experiencia o ingenuidad . Y después, hablando con gente "del palo", leyendo, interpretando amuchos nos dimos cuenta que el ADN de la ciudad/puerto no cambió. Sigue siendo mitrista y encima está confundida y se aturde como nunca. Al medio pelo porteño no le gusta el verso, el salameo que Néstor y Cristina no le dieron ni le dan y sale ese "gorilismo" y encima la distracción y lo que vos tan bien explicas. Una lástima, porque personalmente veo en Filmus un preparado y a Tomada, lo conozco bastante como persona y confio en él. La otra vez escuchaba a Chacho Alvarez y explicaba lo difícil que es construir un candidato. Y es verdad que Filmus daba esa imagen, que es propia del mundo futbolero, "de pecho frio" pero el 31 de julio, muchos porteños se darán cuenta del error que se mandaron y será una elección más real.
Otra interpretaciòn es que Cristina se lo saco de encima a Filmus con estas dos derrotas, a èl que se le planto a ella y al propio Nèstor cuando le dijo no a las testimoniales o a ser candidato otra vez en el 2009 dejando su banca de senador nacional por la ciudad.
A ver que pasa el 31, creo que muchos se daràn cunta del daño que hicieron aal no leer y votar a un tipo que quiere seguir estando para defender negocios.