24/6/08

Ringo y Sally; el amor sin edad


Sally Conforte era una rubia aceptable. Tenía casi 60 años pero conservaba ribetes de una belleza lejana. Al morir, hace casi 16 años atrás, se llevó uno de los secretos más curiosos. Si había sido o no la amante del asesinado boxeador argentino, Oscar Ringo Bonavena. También con la desaparición de Sally se esfumó gran parte de la explicación de la muerte de Ringo. El amor no tiene edad. Sally tenía 26 años más que este boxeador. Dicen que a Ringo siempre le gustaron las mujeres mayores. Para algunos hombres esas mujeres radian experiencia y sensualidad, como si supieran manejar los tiempos del propio cuerpo, sabiendo tocarse, sabiendo hacer sentir hombre al hombre. Que convierten el sexo en algo más que en una acumulación de horas sin anécdotas.
Bonavena conocía los rincones de Manhattan, esa isla gigante que forma parte del mítico condado de Nueva York, en los Estados Unidos. El púgil argentino había desembarcado allí en 1963, a los 21 años de edad. Atrás dejaba sus comienzos en su barrio de Boedo, en la ciudad Capital argentina, a sus hermanos y su madre, -quien había sido como lavandera empleada en la casa de la quien años después sería ministro de Economía de la peor dictadura militar, José Martínez de Hoz.
Hombre de sentimiento y la acción, no del perfil bajo, Bonavena volvería a la Argentina, con apodo nuevo y todo: Ringo por su parecido al baterista de Los Beatles, Ringo Starr. Es que este púgil ya no sería el mismo. Se estaba gestando el ídolo popular.
Los promotores del Ringo boxeador eran sus hermanos. También tuvo otros. Uno fue Joe Conforte, un tilingo empresario de la noche. Allí fue donde Ringo conoció a Sally, que era la esposa de Joe. Por más cinco años la vida de este púgil de la categoría máxima intercalaba combates entre la Argentina y el país norteamericano, timoneaba como podía su matrimonio con su esposa Dora Raffa, sufría su pasión por el club de fútbol del que era fanático, Huracán y coqueteaba con el mundo del espectáculo. De algún modo esto último fue como un salvavidas de plomo para Ringo. Es que dinero y la fama son un arma de doble filo. Ringo se sentía Dios. Las mujeres se le regalaban, la noche porteña o yanqui lo seducían. Además, el boxeo mundial tras la suspensión del hiper campeón Muhammad Ali por su negativa a ser reclutado a combatir en la guerra que los Estados Unidos estaban gestando en Vietnam, era como un reino sin monarca. Igual, la pasión que en Ringo despertaba Sally rompía todo otra tentación. El deseo por tenerla era para Bonavena, más fuerte que las piñas que daba y recibía en el ring. Y eso que Ringo guanteó con todos, desde campeones argentinos como Gregorio Goyo Peralta, pasando por internacionales como Joe Frazier, George Chuvalo, el alemán Karla Mildenberger y el propio Alí, su emblemática pelea. Sucede que cuando las proscripciones culminaron para Muhammad Ali, su regreso al boxeo fue frente a Ringo. El 7 de diciembre de 1970 los ojos del mundo se posicionaron en el Madison Square Garden. Allí también estaba Sally que abrazaba el mismo sentimiento de atracción por Ringo. La pelea fue descomunal. Ringo casi noquea a Alí en el noveno round. Perdería por KO en el último, cuando aún eran 15. Fue un combate inolvidable. Hasta se dio el lujo de llamar gallina al gran boxeador norteamericano, palabras que penetraron como si fueran lava de un volcán para Alí.
Aunque algunos los niegan, tras esa pelea, el empresario de la noche, Joe Conforte comenzó a acercarse más a Ringo. No ya para proporcionarle los vicios nocturnos, sino como promotor de peleas. Arquitecto práctico para levantar una estructura de poder, Conforte intuía que Bonavena era oro en polvo para el mundillo del box.
Desprotegido como los árboles en el invierno, Ringo aceptó. Interpretaba que así podía estar más cerca de Sally. Bonavena siguió combinando su tiempo entre los dos países americanos. Los medios de comunicación y el propio Conforte comenzaron a barajar la posibilidad de la “pela revancha”: Muhammad Ali vs Ringo Bonavena. Así fue como
Ringo retornó a los Estados Unidos en busca del desquite ante Alí. Dicen que mientras Joe quemaba horas en su cabaret Mustang Ranch, Ringo convertía en realidad su deseo de poseer a Sally. Joe siempre intuyó que entre ellos pasaba algo. La noche del 22 de mayo de 1976, en la lenta caída de las sombras, Willard Ross Brymer, cumplió con la orden del mismo jefe que compartía con Ringo: Joe Conforte. Un disparó certero al corazón terminó con la vida de Bonavena.
El 30 de mayo de 1976 con su pecho envuelto en claveles rojos, Bonavena fue velado en el lugar que más sintió suyo, el Estadio Luna Park. Ese día nació el mito del ídolo, popular, superando incluso a los campeones mundiales del boxeo argentino; Ringo era el icono que supo inventarse a si mismo, que supo ser cantante, modelo, actor. Sin embargo, al morir Sally, 16 años después del entierro de Ringo, mucho quedó en tonteo de los secretos. Ringo amaba a esa mujer que podría ser su madre, o en realidad ambicionaba quedarse con los negocios del esposo y manager Joe?, ¿todo fue orquestado entre los supuestos amantes que no eran tales para evitar ser víctimas del negocio del tráfico de drogas que dicen, tenía Joe? Son algunas de las preguntas que flotan en el aire, que rebotan incluso en la estatua –solo dos boxeadores en la Argentina tienen monumentos, el otro es Luis Firpo- que desde hace cinco años atrás ilumina el recuerdo del ídolo frente a la sede de su querido Club Huracán.

15 comentarios:

Pasajera En Trance dijo...

muy buena historia doc...como siempre...

besos!

CecydeCecy dijo...

historia que guarda un poquito de todo no?, amor, misterio, box, personajes de distintos sectores. muy interesante.

besitos

Peralta dijo...

La verdad, hoy me río con las frases de Ringo, pero no creo que sea un personaje querible. Algunos dicen que tenía lo mejor y lo peor del porteño; pero yo creo que, en realidad, sólo tenía lo peor. En fin, para su paso a la posteridad, su asesino le hizo un favor; hoy Ringo sería patético. De todas formas, este comentario no busca denostar a Ringo, doc, cuya guapeza quedó demostrada en esa pelea que usted refiere. Un abrazo

el_iluso_careta dijo...

UNO DE TUS TEXTOS MÁS LINDOS...CHE

El Doc 9 dijo...

Pasajera y la Cecy, siempre presentes, gracias por estar, por Apuntar. Peralta, usted sabe que nos une un cariño por el box. Creo que si Ringo viviera nos hubieramos divertido mucho todos estos años; lindo personaje. Aunque es verdad que quienes lo padecieron, dicen que era muy cancherito por momentos.
Y gracias iluso, por todo hermano; se q usted no tiene doble discurso, si le gusta algo, le guta. o no. Aguante Racing Carajo¡¡

Horacio dijo...

alto nivel en sus posts como siempre, pero no se me ocurre ningún comentario digno O_o

Bitter dijo...

Wow Doc me tuviste entretenida leyendo la historia.
Y entiendo ese fanatismo que tienen ustedes con tanto ídolo del Box, cada un o con material suficiente para crear leyendas que dan para guión de cine!!
besos

Pd: Por cierto soy "mina" ché, lo cual no impide que vea de vez en cuando los combate space :D

Cuervo Loco dijo...

Para descomprimir un poco entre tanto campo, la verdad que esta buenísimo esta historia. Además, permite acceder a otras, como la Firpo -no sabia que era amigo de Dempsey y todo eso y el día del Boxeador y lo de ladron que fue Satallone. Besos ¡¿

.gpb dijo...

te felicito por el blog
veo que haces un buen ejercicio de la libertad de expresión.

saludosss

El Doc 9 dijo...

Bitter, q grande¡¡, siempre pase a apuntar, benvenido Cuervo Loco, este clima es terrible, si bien es bueno distraerse un poco, mejor es hacer nada.
Gracias y como llego hasta aqui .GPB, lo felicito; soy abanderado 100 por 100 de todo lo que sea libre expresion. Naci en los años de la peor dictadura militar en mi pais, pero me crie y vivo en democracia desde hace 25 añños, asi que libertad de expresion a morir

dispersa dijo...

"desprotegido como los árboles en inverno"..alta frase Doc.

De Bonavena además de opinar q era uno de los MEJORES,con 68 peleas y 58 victorias,conozco frases memorables como:
"Arriba del ring ¿se creen q es como el fútbol q uno se cansa y le pasa la pelota al otro"
o
"La experiencia es como un peine que te dan, justo cuando te quedas calvo"

Lo del amor sin edad,coincido.
Y hablando de amor acercate a mi blog q subí un post q te recomiendo.

saludos

dispersa dijo...

me olvidé el título del post q te recomiendo:
Genial
(del miércoles 26)

el_iluso_careta dijo...

dispersa...está también una que hizo famosa...
"cuando suena la campana te quedás sólo, hasta el banquito te sacan..."

yamilmatias dijo...

je
hace mil que no paso... y encima cuando lo hago es para mangear...

bueno como sabras o no, mi facultad esta tomada por alumnos y profesores, por el recorte presupuestario. Con profesores y alumnos decidimos abrir un blog de batalla. Me gustaria que pases, y si podes ayudanos a difundirlo. Muchas gracias

aca esta la pag.
http://faduderemate.blogspot.com/

Yamil


Gracias otra vez

PAU dijo...

ese peralta es bolita?? jajaja ringo es y sera lo maximo...vos sos el patetico si no gusta... no opines!! METIDO