12/9/08

Que no te duela Negro


Váyanse de acá¡¡, sinvergüenzas¡¡, asustan a mi hijos, miserables, cobardes, váyanse¡¡ o los saco a escobazos en el culo¡¡, que carajo sé donde esta mi esposo¡.


Ese batallón del Ejército, compuesto por unos 34 hombres armados se quedó inmune. Ángela defendía a puños apretados a sus dos retoños, Mandy y Martita, que estaban patitiesos por la escena. El Negro, su padre, hacia días que no venía a casa ni estaba por la fábrica. Era el 25 de septiembre de 1955. Al entonces presidente, electo por más del 62 % de los votos, lo habían derrocado, luego de amenazar con volver a bombardear a la gente –como lo habían hecho el 16 de junio de ese año- un sector militar denominado la Revolución Libertadora. El jefe del nuevo gobierno era el General Eduardo Lonardi, quien mediante su frase “ni vencedores ni vencidos”, quería continuar con la política nacional y popular del presidente depuesto, sosteniendo todas las conquistas sobre derechos laborales.


Pero los pares de Lonardi, Pedro Aramburu e Isasc Rojas, no estaban muy de acuerdo. Dueños de las riendas del poder, desplazaron a Lonardi y pergeñaron el decreto 4161 que establecía, entre otros puntos, la “prohibición de toda actividad peronista, tener retratos en las casas de Juan y Eva Perón. Se penaba hasta con seis 6 años de prisión, el sólo hecho de mencionar las palabras peronistas, Perón, Eva o cantar la Marcha.” Se encarceló a centenares de dirigentes. Se secuestró el cadáver de Evita. Se rompieron todos los juguetes, ropa, muebles y colchones de una fundación cuyo delito era llamarse Evita.

Si, hacia días que en el Negro (Doc 9) no iba a trabajar a la fábrica. Nadie decía nada. La sede de Asociación Obrera Textil, seccional Quilmes –donde el Negro tenía el honor de ser secretario general elegido por sus compañeros- estaba cerrada.

A fines de 55 se veía una clara división en el Ejército argentino. Estaba el ala continuista que quería prohibir al peronismo votar y así transformar al radical Ricardo Balbín en presidente. Flotaba la línea legalista, que quería devolverle la posibilidad de participar al peronismo y gruñía la línea jacobina, que odiaba al peronismo y quería fusilarlos a todos. Sería esta última, la de Aramburu y Rojas, la que se adueñaría de la escena.

Con el peronismo prohibido, el nuevo gobierno deja de considerar al Estado como centro de la economía y traslada el foco al capital de empresas privadas. Se le quita a la Nación el manejo de los depósitos bancarios; el sector del campo negocia directamente sin ningún tipo de control, se despiden trabajadores. Se negocia, a diferencia de la negación del gobierno peronista depuesto, con el Fondo Monetario Internacional (FMI). El país comienza su camino de hundimiento. El peronismo estaría prohibido de ejercer sus derechos a votar y expresarse por 18 años.

Ángela no sabía donde estaba el Negro. Un obrero compañero, le había dicho que no estaba detenido ni desaparecido. Que el Negro estaba esperando instrucciones. Sabía que lo estaban buscando. Por eso, como sucedía en otros puntos del país, estaba ayudando a formar la Resistencia Peronista que latía por dos carriles. Uno, los llamados Negocistas, que creían en impulsar un diálogo con los militares, llamados “gorilas” por su rechazo a las banderas peronista. Los otros, los que formaba el Negro, eran, los Duros, que apuntaban a consensuar con los militares peronistas del Ejército, volver a los sindicatos y así recuperar la democracia.

Perón estaba exiliado en el Paraguay. Sabía que sus hombres de confianza, dirigentes como Héctor Cámpora, John Cooke – el mismo que tanto seguiría el Che Guevara- estaban gestando el espíritu de lucha de los peronistas, que como el Negro, estaba prohibidos de ejercer sus derechos a trabajar o votar. Comenzaba la guerra de guerrillas, de menor a mayor que seguiría hasta mediados de los años 70..
El General peronista Juan Valle no lo entendió así. Fue fusilado sin proceso ni juicio previo por el Ejército al que quería y pertenecía. Muchos trabajadores fueron masacrados, tal el relato que años después inmortalizaría el periodista Rodolfo Walsh en su libro Operación Masacre.


El Negro se salvó por poco. Perdió amigos; parte de él murió también. Con el tiempo, volvió a vivir junto a su Ángela, Mandy y Martita. Tras casi 20 años volvió a votar. Nunca fue indemnizado por ser despedido de la fábrica ni expulsado ilegalmente de la comisión directiva de AOT Quilmes. En 1991, murió, viendo como otro presidente peronista, menudito de patillas, regalaba todas las conquistas que tanto dolor habían costado. Pero esa, es otro historia.

22 comentarios:

MamaBeKer dijo...

De casualidad entro a este Doc 9, y me doy el lujo de ser el primero en Apuntar como usted dice. Atentamente leì este Apunte. es a continuacion del otro viejo Apunte. Cuantos datos, doc, por fin logro comprender algo del hoy, de tanta bronca, de estos juicios a militares que mataron pero por la dictadura que nacio de otra dictadura, de esos bombardeos. en la escuela no te dicen nada de eso. Yo no soy peronista, usted tampoco, va creo Doc, nosè si el Negro, su abuelo lo era, pero ahora comprendo, un poco mas. abrazo, jaja, debute primero

CecydeCecy dijo...

y la pesadilla continua, la historia se repite, hasta cuando digo...

besos doc.

Victor dijo...

La historia no se parece, se repite; cuanto creo en ese dicho. sino, que esta pasando nuevamente ahora en Bolivia?,abrazo doc, abrazo grande

el_iluso_careta dijo...

VICTOR: EN BOLIVIA EN VENEZUELA Y ACA...ESTÁN AGAZAPADOS....SÓLO ESPERAN EL GUIÑO DEL ÁGUILA DEL NORTE...

Paseador de blogs dijo...

porque siempre le hechan la culpa a Estados Unidos?, porque no nos hacemos cargos que todo Amèrica es un desastre?, ya te dije Doc, vos sos medio comunista o nose què, pero no te gustan los tipos que les recaudan dinero y si, es asi, cada uno piensa en su propia quintita.

Pasajera En Trance dijo...

buenisimo doc, siempre aprendo muchas cosas con vos...

besos!

Leo_SCI dijo...

Impecable reseña Doc
Un Abrazo!!

Horacio dijo...

grande doc!!!

usted sabe que soy especialmente sensible a las historias de la resistencia

gracias

renegado dijo...

Me permito disentir. Creo que el menudito de patillas es la escencia misma del peronismo (con el perdón de la palabra). Es más, lo que vino después supera ampliamente lo anterior y desnuda para cualquiera que no sea argentino lo que es nuestra historia: los pinguinos son el mayor ejemplo de esa escencia, superan por varios cuerpos a cualquiera, especialmente con sus amagues por izquierda.

Peralta dijo...

Doc, amigazo, no tengo nada para agregar a este hermoso apunte, pero aprovecho y le digo que al costado derecho del video de youtube hay una línea que dice Embed. Usted hace control C en toda esa línea, o sea la copia y la pega en el post que está elaborando. Cuando le da vista previa o publicar, le tiene que aparecer el video. Espero que haya entendido. Un abrazo

El Doc 9 dijo...

Gracias por el dato Peralta; este Apunte tiene directa relación con el otro, sobre el Negro, que solo sabia una cosa: defender a sus compañeros; despues vino ese secretario de Trabajo, un tal Peron, y él se acopló a esa causa. Creo Renegado que los K son menos peronistas que el propio Perón. La peronista, literalmente era Eva Peron. abrazo y gracias a tods por Apuntar, por enriquecer el debate

H dijo...

quede atonito

salutes desde SCI TERROR
H

Alejandro the Wyvern dijo...

es tremendo

estas historias me dejan un sabor amargo

a veces me pregunto que sera de nuestra generacion si vienen esos tiempos nuevamente

como lo afrontaremos? como lo solucionaremos?

buena nota doc

El Doc 9 dijo...

Es el hombre y sus circunstancias, Alejandro, como decia Gassett. En los inicios de la dècada del 50, -y menos mal que Perón no quiso darles armas a los trabajadores, obreros de fábrica- no hubo una guerra civil, a grupos poderosos, los mismos de ahora y de siempre, apoyados por los Estados Unidos cuando no, que si algo no les gustaba, golpeaban los cuarteles. Hoy, no tocar la puerta de un flaco Ejèrcito, pero la posibilidad de atentar contra la democracia siempre està y el mejor ejemplo eslo que apsa en la atcualidad en Bolivia. Abrazo Ale

Sebastian dijo...

notable; yo a veces quisiera haber vivido en los 70; se creia mas ena lucha, y ni hablar en los 50; elos crearon este monstruo que es el peronismo, abrazo doc

renegado dijo...

Monstruo para mal supongo. Y respecto de las armas, creo que no las entregó porque sabía lo que se venía. El cambio verdadero con lo cual no estaba de acuerdo, y hubiera habido menos sangre derramada que en los años siguientes hasta hoy día
Otra hubiese sido la historia. De lo cual deducimos, uno de los grandes culpables de nuestra historia contemporanea, de la sangre de miles y miles de argentinos, de las riquezas afanadas, de los bienes regalados por sus distintos discípulos, En fin, es para largo, pero creo que está claro, muy claro

El Doc 9 dijo...

La palabra no seria monstruo. El peronismo es un producto de lo que fuimos y se mantiene por lo que somos. Naciò de la dècada Infame; tuvo su tiempo de gloria 10 años entre 1945/1955; luego fue proscripto por casi 20 años; en la dècada del 70, bandos armados, los hijos de los peronistas proscriptos como el Negro se cagaban a tiros en nombre sdel peronismo. Vino la dictadura; en 1983, perdio por 1ra vez; pero no muriò; luego volveria otro reinado de 10 años 1989/1999. Volveria a perder ese año frente a la Alianza; tampoco muriò; en el 2001 hasta este año 2008, todo poder peronista. es decir, somos las decisione que tomamos. El Apuntes, recuerda al Negro por su convicciòn, por defender causas antes del peronismo, frente a los explotadores de turno, estos que 70 años despues por ejemplo estan despedasando a Bolivia; los mismos que ahoran quebraron financieramente y pueden undir al mundo. Esto hay q entenderlo y comprenderlo asi. Luiego vendran analìsis mas profundos. Bienvenida Seba y siempre y tus Apuntes ayudan a la comprensiòn Renegado

quichicientos dijo...

Ya nos veremos doc…( chan!)
Nuevamente, si todo sale bien.

RENATA dijo...

gracias por visitarme y de este modo conocer tu espacio.
muy buen post...pero que me llena de angustia al confirmar que nada cambia y que lamenteblemente no nos podemos hacer cargo de nuestros desastres! (por eso todo vuelve!!!).

un beso grande!.

el_iluso_careta dijo...

che quería saber tu opinión sobre este art.
http://criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=11197

El Doc 9 dijo...

Antes q entre a Critica, Ilusin, que estas en todas, gracias por pasar este dato. Opino parecido al autor de la misma, sobre todo en el ùltimo pàrrafo. Ese homicidio de Rucci, no es un delito de lesa humanidad, aunque alguna vaga interpretaciòn juridica lo quierra introducir en el Estatuto de Roma que trata estos delitos aprobado hace 10 años atras. Nunca será la mismo el poder estatal ante el poder de una organizaciòn armada, al menos en los que paso en la Argentina en los años 70. Quiza distinto podria ser el análisis de las FARC en Colombia. Por eso el de Rucci fue un homicidio y no un asesinato, que es un delito de lesa hunmanidad. Ninguna muerta se justifica; el de Rucci fue un crimen. Pero no es un delito de lesa humanidad en mi opiniòn. De todos modos, es si esa muerta prescribiò, tambièn creo que no deberia prescribir para armar un debate de lo que paso en aquellos años 70 con los civiles armados y porque estos se armaron. Salvando un poco las diferencias, eso quise Apuntar en la historia del Negro, de 20 años casi atras de lo que pasó en la década del 70; de esa generaciòn que pergeñó a la que matò a Rucci.
Abrazo Ilusin, y gracias por todo, por construir al debate desde donde sea en medio de tanta privolidad barata y culos bailando por la tv.

Atila, el Uno dijo...

Excelente historia!!! Un abrazo grande