5/12/07

El Milki Poderoso


El primer paso era conseguir el dinero que faltaba. Por aquel año de gobierno radical, la moneda nueva los australes pesaban fuerte y el fantasma de la inflación estaba muy lejano. José María no lo dudaría. Con tal que su amigo y hermano Mandy consiguiera ese auto, estaría dispuesto a mucho, incluso a hablar con su difícil hermano mayor, Luís, dueño de una de las concesionarias de automóviles más importantes de la ciudad. Así fue que en pocos meses, Mandy se desprendía de su fiel Peugeot blanco 404, modelo 1967 y accedía a su primer 0 Km, el vehículo de moda en esa primavera del 85: un Volkswagen 1500, color gris plateado. Mandy y su familia se adaptaron rápidamente al “milki”. El Volkswagen 1500, era el fierro más vendido en esos años, incluso superando al clásico Renault 12, luego que en 1980, la empresa Chrysler Argentina fuera comprada por Volkswagen, y transformara al Dodge 1500 en Volkswagen 1500.
En manos de Mandy, el “milki" tuvo uso y abuso. Vacaciones en familia, viajes a la costa, a Córdoba, a Punta del Este. En 1991 fue víctima de un choque lateral frente a un terrible Ford Falcón. Tras un fuerte arreglo, el “milki” se recuperó y volvió con toda. En 1997, tras meses de pagar cuotas, Mandy compró un Renault 19. Todavía lo tiene. Su hijo mayor heredó al “milki”, quien en ese año lo sometió a una reforma descomunal: la incorporación de parlantes y sterero de primer nivel. Salidas, novias. El “milki” tuvo poco uso, y en el 2001, tras la compra familiar de un Ford K, pasó a manos del hermano del hijo de Mandy, quien más que su padre sometió al auto a un uso y abuso, en viajes, salidas. En el año 2002, el nuevo dueño realizó chapa y pintura, siendo la modificación más ardua en casi 20 años.
A mediados del mes de agosto del 2007, y a pesar de sus 22 años, el “milki” desapareció: fue víctima de un robo. Así se fue algo más que un auto. Pero no los recuerdos de la familia, inmortalizado en fotos, en la memoria; en ese auto aprendieron a conducir los hijos de Mandy y en él sacaron el registro…donde quieras que estés, hagan lo que hagan con vos, jamás te olvidaremos “milki”.

4 comentarios:

Edgar, tu compa dijo...

uuuyyy, que auto¡¡, yo me acuerdo de cuando fuimos al barco de San Isidro en el 2000,jaja, fue cuando aprobamos Obligaciones, que materia de mierda. Como cuidabas a ese auto, si llovia, te ponias re mal. pro te desprendiste, eraa lógic; con esa bestia que te robaron el K, que queres, pero me gustaba mcuho ese auto, que hijos de puta, como van a chorear al Milki... muy linda la nota

Anónimo dijo...

Es fue y sera un gran motivo de ilusion y elogios hablar de vos. Y aunque hoy ya no estes con nosotros nunca vamos a dejar de hablar de vos. Te amamos. Tu primo el QUINI

Anónimo dijo...

Siempre que estes enamorado llevaras al MILKI en tu corazon!!!!

el barba dijo...

lo bueno que sale de de ti vuelve a ti, y ahora disfrutar de otro auto, px a uste le robaron 2 veces, el milki y el caño K, pero usted siempre dijo que el auto va y viene, como la plata y las mujeres, y eso es bueno. yo me mata viajar en bondi y ahora ya no