5/6/09

Pacto de Dulce de Leche


Este Apunte es sobre cuestiones que sucedieron casi treinta años antes que se produzca el gran paso para la organización institucional de este país, como fue la sanción de la Constitución Nacional de 1853, a pesar que la provincia de Buenos Aires (nota Doc 9)no participó de ese momento porque estaba separada de las demás provincias.
Buenos Aires. Siempre Buenos Aires. Mismo territorio que en este junio del 2009, el ex presidente de la Nación, Néstor Kirchner se mata por sus votos frente a su principal opositor, el empresario periodístico y menemista, Francisco De Narváez.
Fue en esa Buenos Aires testigo del primer golpe de Estado de la historia cuando el tan alabado por la Historia Oficial (nota Doc9), el matador Juan Lavalle, mandó a fusilar al entonces gobernador de la Provincia, Manuel Dorrego, sin juicio previo y sin ley marcial mediante, en el año 1828.
Tras ese asesinato, la idea de organizar un país comenzó a esfumarse. Con Juan Lavalle, -joven militar que había participado de las guerras por la Independencia de España en el Ejército de José San Martín al igual que su víctima, Manuel Dorrego-, comenzó a reinar en Buenos Aires el caos y más crímenes. Lavalle, que formaba parte del unitarismo, es decir de aquellos que querían un país organizado únicamente por y desde la provincia de Buenos Aires por sobre las otras restantes, pondría a sangre y fuego su proyecto de muerte, asesorado entre otros a matar, por el abogado Salvador María del Carril, quien sería el futuro primer vicepresidente de la Nación del primer mandatario José de Urquiza en 1853.
Fue otro hombre de Buenos Aires, poderoso estanciero, quien gobernaría por casi dos décadas esa provincia, quien pondría fin a la matanza unitaria, implementando políticas federales tan o más de duras entabladas en el uso obligatorio de la Divisa Punzó Roja que tenía el lema Mueran los Salvajes y Asquerosos Unitarios. Su nombre Juan Manuel de Rosas.
Este 24 de junio se cumplen 180 años del Pacto de Barracas que firmarían el unitario Juan Lavalle, -aún gobernador tras derrocar y asesinar a Dorrego- y del estanciero devenido en General del Ejército en 1827 por el efímero primer Presidente de las Provincias Unidas, Bernardino Rivadavia –de allí que se diga el Sillón de Rivadavia para los presidentes argentinos (nota Doc9), Juan Manuel de Rosas, cerca de lo que hoy es la ciudad de Avellaneda, bastión importantísimo de esta Provincia.
Ese Pacto consistía en cesar con las peleas y asesinatos entre unitarios y federales, que eran aquellos que apuntaban a tener un país donde todas las provincias tengan el mismo poder de decisión que Buenos Aires.
Pero además, los cari lindos generales Lavalle y Rosas eran lo que en la jerga de ese entonces se llamaba “primos de leche”. Sucede que ambos fueron amantados por la misma mujer, quien había sido su nodriza cuando estos eran bebés y que para ese 1829 tenían, Rosas 36 años y su “primo”, 32 años de edad.
Pero esa nodriza tenía otro antecedente que es también para Apuntar. Parece que un día en el bebé Lavalle no paraba de llorar, la nodriza se olvidó de retirar a tiempo la leche del fuego que al hervir que cayó arriba de azúcar y sin querer, Doña… inventaba el famoso dulce de leche.
Los años pasaron, los dos Juanes crecieron, se enfrentaron políticamente y bélicamente. Dicen que cuando firmaron el Pacto de Barracas y promovieron gobernador de Buenos Aires a otro Juan y también General, Viamonte, hicieron las paces deglutiendo ese dulce que ellos desconocían había inventado sin querer su ex nodriza.
Menos de un año después, la Legislatura de Buenos Aires decidió que Rosas sea el nuevo gobernador y ponga fin a los constantes alzamientos de Lavalle, quien a pesar de estar arrepentido de matar a Dorrego, seguía en sus intentos golpistas y tenía en su ejército al genocida de aborígenes, el prusiano Federico Rauch (nota Doc9).
Muerto Lavalle, Rosas gobernó Buenos Aires hasta 1852, defendió la soberanía Argentina contra Inglaterra –cuando no- y Francia, en la cual hasta el mismísimo José de San Martín le hizo llegar su sable Libertador. Rosas cayó cuando fue derrotado en la Batalla de Caseros por el Ejército Grande, que estaba apoyado por intereses ingleses y al mando de Justo José de Urquiza, que vaya coincidencia también se dejó asesorar por su vice, el abogado del Carril, el mismo que alentó al hombre de pocas luces que era Lavalle a matar a su ex compañero de armas y gobernador de Buenos Aires. Eso sí, todos siempre disfrutaron y disfrutamos el dulce de leche, o no?

14 comentarios:

Cecy dijo...

Doc, querido como te gusta la historia y yo la revivo como cuando estudiaba con vos, je.
Hay algunas cosas que ya no recuerdo, todo sea por el dulce de leche. (Broma)

Pero las cosas de alguna manera no han cambiado mucho.

Siempre es un placer leerte.

Besos.

Anónimo dijo...

NO SE SUPRIMEN LOS COMENTARIOS EHHHHHHHH. REITERO: CUANTOS FRACASOS PERSONALES DOC.

MamaBeKer dijo...

Pensar distinto no es fracaso. anonimo Oligarca¡¡ aguante Rosas

El Doc 9 dijo...

Cecy, gracias por apuntar siempre. La verdad que la historia argentina me fascina tanto, pero tanto.
Anonimo, no esta mal pensar distinto. Nadie lo suprime porque usted puede decir lo que quiera, siempre con respeto y altura, apuntando para jerarquizar el Apunte.
Mamaber: usted es mi amigo personal, lo sabe? pero tampoco quiero que baje su nivel porque usted da para màs. abrazo

gisela marziotta dijo...

dos cara de la misma moneda, dulce/amargo, amor/odio, paz/violencia/.

El Doc 9 dijo...

Brillante Gisela, que bien que resumiste. Dulce/amargo, tal cual, y odio, mucho odio, es asì, siempre fue así. Me pregunto como llego a estos Apuntes, como los encontró? y algo más. En este Apunte usted encontrará sombreados algunos nombres o palabras que hacen referencia a otro viejo Apunte. Si anda con tiempo, fíjese, porque todos los Apunten tienen una relación. Abrazo grande y bienvenida

ADN dijo...

lamentablemente, salvo algunas excepciones heroicas, la historia argentina está marcada por intereses ajenos muchas veces al bienestar general.
Y ahora pasa lo mismo, la oposición nunca es constructiva, sino destructiva, todos están esperando cuando les llega su turno y parece que ese fin justifica cualquier medio.
Este país se desangró entre opuetos: unitarios vs. federales, peronistas vs. radicales, pobres vs. ricos. Cual será la próxima antonomia por la cual se seguirá desengrando este país?

nadasepierde dijo...

Que interesante blog...
la historia nos demuestra que hombres, los que diríamos próceres, no abundan, a pesar de que muchos tengan hoy una calle.
Y vamos por mas, sumando no-próceres... espero que nunca tengan una calle con su nombre.
saludos

El Doc 9 dijo...

ADN, que gusto que pasases a apuntar, al margen de que siempre tocas tems muy interesantes en tu página.
Bievenido/a, Nadase pierde, por Apuntar por pasar, posta. La idea es que no todo es Tinelli en la Argentina de campaña electoral a todo o nada. beso grande

Border dijo...

Doc hoy justamente pensaba en eso, que estas elecciones de a poco se parecen a hechos historicos que uno veia en los libros de historia.
Acusaciones de uno y otro lado, peleas de relleno y no de fondo, sin planes politicos serios, sin propuestas.
Y no nos olvidemos que son para concejales, dentro de 2 años seran un terribles.

Abrazo grande.

El Doc 9 dijo...

Border, pensando a fondo, creo que tenemos que retrotraer a recordar una campaña tan dura, a 1989, en la que gano el Turco, porque luego hubo 10 años de menemismo, quiza en 1997, que arraso lo que ca{ia de maduro, que la Alianza, que volveria a ganar dos años despues, 1999, arrasaria. En el 2001 el voto bronca, en el 2003, los políticos tenian miedo tras la crisis, en el 2005 y 2007, los K ganaron fácilmente. En este 2009, a dos años de las elecciones presidenciales, se definen muchas cosas. Abrazo de gol

Horacio dijo...

dulce de cajetaaaa jajaja

maxx3 dijo...

Odio el dulce de leche¡¡¡ lo odio y no soy Delia, ese mercenario jajaja

renegado dijo...

creo q no hay que meter a San Martín en esto. Sus razones p regalar el sable a Rosas, solo las sabrá el, en todo caso no hay que mezclar las cosas. Sobre todo con un asesino y torturador, con una legión detrás para matar, degollar y exterminar traicioneramente a cualquier persona. Y en su contra estaban , oh casualidad, generales que un tiempito atrás eran subalternos del verdadero general argentino. El peronismo se llenó la boca con la demagogia, entre tanto, de san martín rosas perón. Fieles a su proceder: confundir a la gente y mezclar todo, así manejan mejor a la majada.