28/5/09

Conocer a un político culpable



Fue hace 21 años atrás, a principios del año 88, días en que Felipe cursaba la escuela primaria. El país, para no perder la costumbre, estaba convulsionado. Hacía menos de cuatro meses la oposición peronista vencía en casi todos los rincones del país en las elecciones legislativas y de gobernadores de 1987, al oficialismo radical.
Quien había sido ex ministro de Comercio de Juan Perón y de Economía de Isabelita , había derrotado al candidato Juan Manuel Casella y se convertía en el gobernador del principal Estado provincial argentino: la provincia de Buenos Aires.
Desde varios años el Gobierno nacional no pegaba una y la hiper inflación comenzaba a pronunciarse. Las clases en las escuelas no comenzaron hasta mediados de abril, los docentes reclamaban más salarios, los aprietes de la CGT se sucedían, el campo rechiflaba en la Rural al presidente de la Nación y el futuro grupo Clarín se peleaba con los huéspedes de la Rosada –cualquier diferencia con ahora es pura coincidencia, o no?- El flamante gobernador Antonio Cafiero (Doc 9) se encaminaba como el gran sucesor de Raúl Alfonsín. No únicamente por los desaciertos del Gobierno y su gran triunfo en la Provincia; a Cafiero lo catapultaba a ganar las futuras elecciones presidenciales de 1989 varios motivos. Primeroo, desde hacía dos años atrás, luego que los radicales ganaron los comicios de 1983, Cafiero era la cara visible del peronismo renovador que se sacó de encima al derrotado de Italo Luder, que esfumó al dirigente metalúrgico vandorista Lorenzo Miguel, que mandó a la cola a Herminio Iglesias heredando el aparato.
Al amo y señor de esa oposición, el niño Felipe lo conoció ese mismo año. Fue en el Congreso de la Nación. Se lo presentó su padre que era un destacado periodista desde hacia tiempo.
- Los compañeros nos damos la mano, le dijo el gobernador a ese chico de 9 años. Cafiero estaba en campaña las 24 horas del día.
¿Qué se defenía realmente en esa Argentina? El recién llegado a la gobernación bonaerense y Raúl Alfonsín, el mandatario que veía caer pedazos de su gestión, tenían todo decidido. Ambos sabían que en 1989 el próximo Presidente sería un peronista. Cafiero le garantizó a Alfonsín que terminaría el mandato el 10 de diciembre de ese año. Luego, los dos equipos de transición se pondrían a trabajar una vez que Cafiero venciera al candidato radical, el cordobés Eduardo Angeloz que ya había vencido en su interna.
Por primera vez en la historia argentina se daban muchos fenómenos. Por ejemplo, era la primera que el principal referente de la oposición, era el peronismo. Que ese movimiento no estaba proscripto mientras los radicales eran gobierno. Y que la cara visible de esa oposición, es decir Antonio Cafiero, tenía buena relación con el Presidente Alfonsín. Los intereses del país serían salvaguardados. Los además abogados Cafiero y Alfonsín, que incluso eran los jefes de sus partidos, PJ y UCR, se respetaban mucho, aún más que como gobernador de Buenos Aires y presidente de la República. Pero dentro del peronismo uno de sus dirigentes, de patillas y carismático, gobernador de una provincia litoralence, quería cambiar esa historia y desafiaba a Cafiero. Carlos Menem recorrió cada rincón del país, la mayoría de sus ciudades, todas las provincias. Se definía el candidato justicialista para 1989.
- Puedo armar un Congreso del PJ y ganar ampliamente en las internas mi candidatura a presidente de la Nación. Total, gano por paliza.
Las palabras de Cafiero se escucharon en cada rincón de la Argentina. Mientras el gobernador de Buenos Aires jugaba al fútbol, su par de La Rioja, Menem, hacia campaña. Mientras Cafiero dormia la siesta, el riojano andaba con el Menem-móvil por todo el país, revoleando su poncho, haciendose el Facundo Quiroga.

El 6 de septiembre de 1988, en uno de los actos más democrácticos de la historia, el peronismo elegió por primera vez con votos de sus afiliados la fórmula. Otra vez de la mano de su padre, Felipe presenciaba un hecho histórico que cambiaría para siempre a la Argentina. La fórmula Carlos Menem-Eduardo Duhalde vencia a la de Cafiero con José De la Sota. Dicen que el gobernador bonaerense lloró toda la noche. Que el presidente Alfonsín no durmió encerrado en mil pesadillas. La historia es conocida: Menem venció a Eduardo Angeloz en las presidenciales del 89, eyectó a los radicales del Gobierno que se caían solos. No hubo transición de gobernabilidad. Cerró filas con la Bunge&Bor. Luego puso de ministro de Economía a Domigo Cavallo.
Decían los más cercanos a Italo Luder, el primer peronista derrotado por los radicales de en 1983, que siempre se culpó por ir a dormir la siesta mientras el candidato Raúl Alfonsín caminaba cada rincón argentino profetizando el Preambulo de la Constitución Nacional. Cafiero nunca comprendió a Luder aunque desde hoy, sus actuales 87 años, llore por las noches pensando en su culpabilidad, por no haber jugar con todo, por ser un “pecho frio” como se dice en la jerga del fútbol dejando que Carlos Menem lo venciera… la historia es conocida. En democracia, porque Menem ganó tres elecciones presidenciales se entregó y destruyó un país ¿Qué hubiese pasado en la Argentina si Menem nunca llegaba al poder?... Felipe, ese niño, que hoy tiene casi 32 años, hace más de 20 conoció a su primer político, a ese culpable. Que lástima Antonio, que lástima.

12 comentarios:

Alejandro the Kitsune-san dijo...

el tipo lloro cuando lo eligieron a menem

despues todos llorariamos por lo msimo

buen escrito señor

saludos

Arqueros Sin Manos dijo...

Es asombroso, sobrecogedor, ponerse a pensar la cantidad de detalles mínimos que han hecho a la historia de la humanidad y que podrían haber hecho otra historia, de haber sido mínimamente distintos, tantas veces. Cosa de locos. Suponemos que lo que en los cenáculos religiosos se llama "vida eterna" debe ser algo así como saber, también, cómo sería la Argentina con Cafiero ganador en el '89, entre tantas otras cosas. Y usamos las palabras "sobrecogedor" y "cenáculo" para hacer picar a Peralta, y que haga algún chiste chancho.

Bitter dijo...

Y se tropezaron 3 veces con el mismo tipo, buuuufff, eso es mas increible aún ché!!!
No se saca nada con llorar ahora, lo que si es iportante es no repetir la misma burrada una y otra vez, da tanta rabia cuando el pueblo parece sufrir amnesia colectiva, y suele pasar, por ahi anda Fujimori detras de lo mismo y Menem lo volvio a intentar...Asimov lo llama Psicohistoria, esa donde los pequeños detalles te cambian la vida, que frustrante y ala vez que grande.
un abrazo Doc

El Doc 9 dijo...

Ale, Cafiero hace poco hablo en un programa y reconociò que aun sigue llorando. Làstima, la historia como termina no.
Arquero: Usted siempre oportuno, dìgale a Peralta que salga de su exilio y vuelva
Bitter: Una gra diferencia de Chile, es el èxito de la economìa y de la concertaciòn polìtica desde que hace 20 años atràs se fue Pinochet de el paìs hermano

Peralta dijo...

Está claro que sobrecogedor es alguien que se pasó de cogido. En ese caso, los arqueros sin manos son sobrecogedores, están pasados de cogidos, con el culo más roto que Gaby Alvarez. Ahora bien, le voy a decir una cosa, doc: la Argentina no sería hoy muy distinta, de haberla gobernado Cafiero. No nos podemos comer la garcha de que Alfonsín quiso hacer algo diferente. Lo intentó, sí, pero no lo dejaron e hizo un gobierno tan reaccionario como cualquiera. Con Cafiero hubiese pasado lo mismo: hubiera intentado algo, lo ponían en vereda y vuelta al gobierno reaccionario. Menem cortó camino, les garantizó que directamente gobernarían ellos (me refiero a los dueños del poder, llámese empresarios, clarin, la nacion y departamento de estado norteamericano), por eso lo apoyaron. No se crea que el bonachón de Cafiero hubiese hecho algo muy diferente, doc. Un abrazo

Karif dijo...

UY Doc, que tema. Recuerdo hasta las propagandas políticas de esa época y justamente la de Cafiero era algo asi como persianas de fabricas que se cerraban, puede ser?
Mire, el aire de renovación no hubiera durado mucho. Fue realmente desastrosa esa interna peronista. Pero como todo peronista, Cafiero siempre confió en la historia de su partido y en que la gente iría a seguir con sus históricos de siempre. Que yerro! Le ganaron la pulseada justamente porque no vio la jugada adelantada. En ese momento los jueces de linea también estaban mirando a Bunge&Born no? Fue lamentable, sobre todo para el Peronismo.
También debo decir que lo de reaccionario esta un poco exagerado, sobre todo en Alfonsín, ya que todos sabíamos que era un gob. de transición con una carga pesadísima. Creo quehizo bastante, sobre todo porque en esa epoca, si mal nmo recuerdo, habia libertad de prensa, no digo ilimitada, pero bastante amplia.
En cuanto a Cafiero, seria largo de analizar en que circunstancias se quedó, tal vez, y digo tal vez, sabía lo que se venía, y como el dijo "de un arbol seco, siempre surge un nuevo retoño" y el sabía que no iba a estar a la altura de las circunstancias para hacer lo que despues hizo el patilludo.
Pero pienso que, a pesar de que uno siempre juega con las ucronías, la historia no hubiera variado mucho. Había muchas condiciones economicas estabñlecidas de antemano como para modificarlas en tan cortoplazo. Hubiera valido l pena intentarlo, pero no fue asi.
No creo en lo políticos que lloran sobre la leche derramada. Si me parece que Cafiero hubiera dado, nos hubiera dado una imagen un poco menos desbordada de los resabios de un >Peronismo ya en esa época, agonizante.
Mire me parce que Mendez fue como un retorvirus, dificil de erradicar cuando esta instalado, sobre todo porque su "carisma" y su caradurismo, era lo que se necesitaba para hacer todo lo que se hizo, mal, a los ponchazos, cirugía sin anestesia, metiendo gente de lo mas reaccionaria, de derecha o como le guste llamarlos, pero que sin ellos no hubiera podido hacer nadita. Ni el, ni Cafiero, ni nadie.
La peor herencia que nos dejaron los militares fue ese tipo de personas: los alsogaray, adelilnas y demas. Los que contribuyeron a que el pais se vendiera como se vendió.
Ahora, mas alla de que Cafiero represente a ese viejo Peronismo, donde estaban esos dirigentes que veían como se fraccionaba la Argentina, que se vendía al mejor postor, que se entregaba la identidad, que estaban contentos con el uno a uno... donde estaban esos dirigentes?
No voy a decir que nuestra historia es triste, porque no lo es, es unahistoria viva. Nosotros somos los que la sufrimos.
Para exorcizar esos males, siempre, pero siempre, el mejor remedio es recordar. O hacer como hacen los medios, buscar dichos de algunos presentadores de epócas pasadas discordando conMendez, para verlo ahora en suprograma nuevamente.
Para eso esta le memoria, para eso estan las palabras y las imagenes. Y desde supuesto de doc y periodista, para eso estan los documentos que acreditan que los desastres no vienen solos. Generalmente en política son provocados. El resto es solamente "una ayudita de mis amigos"
Solamente espero que el patilludo no sepa la cancion de los Beatles "I get back with a little help (from) friends"
Dios nos libre, porque como ya hay poco para vender, seguramente exportaria argentinos para las fábricas de Sudeste asiático.
Cariños

El Doc 9 dijo...

Como lo extraño Peralta a usted, como que se quedo sin nafta su blog?lo que usted dice coincido, quiza con otra mirada, 100 por ciento. Menem terminó el trabajo desde los votos de la democracia sin necesidad de la represión cruel que desató la dictadura militar, que era destruir un país.

El Doc 9 dijo...

Karif, insisto a pesar de su frase - que la tome presada. " de mejor pasar por idiota que hablar y confirmarlo", insisto que usted tiene mucho para decir. Sobre el Apunte, no creo que Cafieron se haya pasado por gil, sino que calculó mal, eel poder no es para tibios y el Turco estaba muy caliente por llegar. En fin, siempre atento y agraecido por ayudar a mejorar estos Apuntes que sólo son aportes para ayudar a pensar. No todo es Tinelli. Beso grande Karif, y gracias de corazón

Turquito Asad dijo...

Cafiero es un forro, como lo shijos que desaparecieron del mundo político, Cafiero es el responsable de poner a Pierri en polìtica. Es asi Doc, vos te fijas en cada uno...

el_iluso_careta dijo...

el viejo siempre me dio asco...casi más que duhalde, por traidor y chupacirio
escuchando 05- green river con john fogerty\Grateful Dead with John Fogerty and Neil Young_1991

renegado dijo...

respeto su opinión Doc 9. Pero, recuerde que menem solo no destruyó el país, estaban todos los dirigentes peronistas y el voto de toda la majada, ordenada toda en filita como siempre. Y uno de los dirigentes era cafiero, no hay dudas. Un ex gobernador, sr feudal de la pampa dijo una de las pocas verdades, "nosotros los peron..., nos peleamos siempre y después cuando ganamos nos encolumnamos todos juntos ..." Siempre sucedió, también en el 89. La historia reciente no se puede inventar. Y están haciendo lo mismo que siempre, esta es la etapa de parecer progres, con los pinguinos a la cabeza, la perfecta demagogia del peronismo, y colmada de flagrantes mentiras. El neoliberalismo sigue: los dueños de la tierra siguen siendo los mismo, los chacareros chicos siguen fundiéndose, los oligarcas con más capital que nunca, los exportadores cada vez con más fortunas e inversiones, la educación más chata q nunca, los políticos más afirmados cada día, los dirigentes sindicalistas les va cada vez mejor. En realidad la oposición no existe, simplemente se pelean por tener una parte más grande del poder.
Y, Doc 9, se le deslizó un error, alfonsín era abogado, pero cafieron contador público y Dr en ciencias económicas

El Doc 9 dijo...

Apuntes como el suyo mejoran estos del Doc. Mire Renegado, el peronismo, tiene razon, sòlo sigue a una cabeza. Fue Peròn, vino el golpe, retorna la democracia luego fueron detras de Luder, luego Menem, hasta el desastre que hizo presidente a Duhalde, todos detras de èl, luego K, pero ahora el PJ debe demostrar que no es solo una expresion de caciques y van todos detras de uno. Creo que despues del domingo 28, iran detras de K. Y algo màs, averiguare, pero Cafiero, como Anibal Fernandez, el bocon ministro que tenemos, es ademàs de economista, abogado. abrazo de gol