4/12/09

Robin Hood montonero, ¿existió?


Año 1324, Inglaterra. Cuenta la leyenda, que Robin Hood era un muchacho perteneciente a la alta clase inglesa que vivía fuera de la ley escondido en el Bosque de Sherwood, entre las montañas, cerca de la ciudad de Nottingham. Experto en el manejo del arco y flecha, Hood era un defensor de los pobres y oprimidos, enemigo número uno del entonces príncipe inglés Juan Sin Tierra, un monarca explotador de su pueblo. Fue así que este Robin robaba a los enriquecidos ilegítimamente y distribuya el botín entre los que no tenían nada.
Año 1974, Argentina. El presidente Juan Perón acababa de inclinar su balanza a favor del movimiento sindical, -que no era el mismo de treinta años atrás que lo convirtió en líder absoluto- y expulsaba a esos chicos, a los que alguna vez definió como la “juventud maravillosa” de la Plaza de Mayo. Estúpidos e imberbes fueron los dardos que salieron de su boca contra ellos.
Hacia tiempo que Perón se había inclinado, en primer lugar a favor de su ministro José López Rega, luego por el grupo ultraderechista Concentración Nacional Universitaria (CNU). La tercera pata de su elección fue la burocracia sindical, mote destinado a los dirigentes gremiales, que nació tiempo después del 17 de Octubre de 1945 al compás de las políticas estatales peronistas y los altos progresos de la clase obrera. Fueron esos mismos dirigentes, los que consagraron al entonces secretario de Trabajo, Perón, presidente de la Nación y máximo conductor del país, que a su vez fueron los referentes de la resistencia peronista proscripta tras el golpe del 55 y que ya situados en puestos claves dentro de los gremios, se atornillaron en sus secretariados recurriendo al apriete y censura de listas opositoras, fraudes electorales, todas aquellas malas copias de la mafia sindical de los Estados Unidos. Los mismos dirigentes que entregaron las conquistas laborales por las que tanto habían luchado. Par algunos, un ejemplo de la clase de dirigente sindical de esos años, podía ser Augusto Vandor, ejecutado por traidor a los trabajadores por el entonces Ejército Nacional Revolucionario, organización guerrillera que poco después se unió a los Montoneros. O José Rucci , también metalúrgico, asesinado por el mismo grupo de esos chicos “montos” que había rajado Perón de la Plaza.
Por lo tanto en la elección del viejo líder, no formaban parte el grupo más grande de militantes jóvenes que había nacido 6 años atrás y se había dado a conocer públicamente ejecutando por traidor a la Patria, a Pedro Aramburu, la cara del golpe y las bombas del 55, el destierro de Perón, los fusilamientos sin juicio previo y la censura total a los militantes peronistas.
¿La historia argentina es un recuento de la Ley del Talión, ojo por ojo, diente por diente?... No fue perseguido hasta morir Juan Lavalle luego de mandar a fusilar sin un juicio previo a su ex compañero del Ejército sanmartiniano, Manuel Dorrego?, y décadas atrás, el abogado y periodista Mariano Moreno no fue envenenado en alta mar por sus enemigos?, Juan M.De Rosas no fue el odio que se resumía en José de Urquiza y su frase mentirosa, ni vencedores ni vencidos ?. Vaya paradoja, ese mismo dicho repetiría Eduardo Lonardi cuando derrocó a Juan Perón. Pero detrás de Lonardi estaba la mano de hierro de Pedro Aramburu quien acabaría con el gobierno democrático peronista… precisamente este Apunte tiene que ver con él, con Aramburu y su muerte en mayo del 70 y por quienes lo ejecutaron, esos chicos que en el final no eligió Perón. Aramburu pagó con la vida el odio, el secuestro del cadáver de Evita y el fusilamiento sin juicio previo de Juan Valle y los civiles en León Suárez. Aramburu pasó a la muerte en nombre de Perón por perdonas que podrían ser sus nietos.
Pedro Aramburu fue para sus verdugos la cara visible del desarme del trípode que Perón construyó entre 1946 y 1955: soberanía política, independencia económica y justicia social y el andamiaje absoluto: la organización de la masa laboral desde el sindicalismo, alta producción industrial y de todo para los trabajadores.
La oligarquía argentina nunca perdonaría a ese hombre, encima militar, que había osado vencerlos y enfrentarlos.
Siempre se trató de ser un caudillo, esa figura nacida de los llamados gauchos, que eran los jinetes que la oligarquía incipiente no quería para la idea de Nación que se quería para algunos, poco después de la independencia de España. Así lo había entendido Juan Manuel de Rosas cuando fue elegido gobernador de Buenos Aires en 1835. Rosas nunca despreció a las clases más bajas, a esos paisanos. “Soy un gaucho entre los gauchos, soy su abogado. Los protejo de mi propia clase”, diría Rosas. Más de un siglo después, Juan Perón aplicaría la misma política. Pero de nada servía darle un líder a una masa anárquica. A la corta o larga, lo ahorcarían.
Perón como Rosas también eran traidores a su clase. Pero ninguno se animó a realizar una revolución industrial y siguieron respetando el modelo agroexportador de la clase oligarca.
Pero en 1974, aquellos verdugos, los Montoneros, cuyo nombre venía en reconocimiento a las montoneras de los caudillos provinciales como el nombrado Rosas, el riojano Facundo Quiroga, el oriental José Artigas, fueron excluidos del sistema peronista y se volvieron contra el. Perón murió y no posibilidad de reconciliación con aquellos jóvenes que morían y luchaban por su nombre.
¿Qué diferencia había entra la dictadura militar de Ongania, Lanusse y compañía y el gobierno de la esposa de Perón, su sucesora, López Rega y su grupo paramilitar denominada Triple A?
Fue el asesinato de José Rucci, entonces titular de la CGT, para algunos la cara de la burocracia sindical y hombre de total confianza del viejo Perón lo que agotó la paciencia del viejo líder hacia los Montoneros?
En ese año 1974 el grupo enorme volvió a la clandestinidad y alta vocación de corte militar más que militante, compuesto por pelotones y columnas denominadas con los nombres de montoneros asesinados como Fernando Aval Mediana –el ejecutó a Aramburu- o José Sabino Navarro.
Vinieron los secuestros a empresarios –como el de a Bunge y Born- o del gerente Alberto Bosch de Molinos Río de la Plata S.A, que sería asesinado. El dinero del rescate, tal Robin Hood fue repatriado a los más pobres. Otra: los trabajadores despedidos por militantes fueron re incorporados a las empresas.
Robin Hood falleció en combate. Los Montoneros abrieron el camino de su final por tres motivos: en primer lugar, la implementación de la violencia indiscriminada, al margen que algunos merecían castigo. Uno ellos, primero en la lista fue Alfredo Villar, jefe de la Policía Federal isabeliana, un personaje impopular y odiado por casi todos, sobre todo cuando mando a fusilar a la compañera del líder del ERP, Santucho o cuando dio la orden de atacar al velatorio del abogado Rodolfo Ortega, primer victima de la Triple A de López Rega. El segundo, la matanza a todo trapo contra policías, sobre todo a la Bonaerense, la misma que alguna vez había ayudado en las sombras a las actividades montoneras, en estado de enojo puro hacia su homónima de la Federal por “bancar” a la Triple A.
Los líderes Montoneros no siguieron el legado de Robin Hood y optaron por el método de Carl Von Clausewitz, militar prusiano, uno de los más influyentes historiadores y teóricos de la ciencia militar moderna. “La guerra no es un fenómeno independiente, sino la continuación de la política por otros medios”. No siempre política y guerra van de la misma mano. Ese modelo obligó al que fue el grupo guerrillero urbano más grande de toda la historia americana a responder a las acciones del enemigo en vez de conservar la iniciativa y otras serías las consecuencias…este Apunte continuara.

Apuntes relacionados.


Máquina del Tiempo. El modelo sindical argento
Pacto de Dulce de Leche
1972. La historia continua. Rucci y los Montos

14 comentarios:

Stanley Kowalski dijo...

Tiempos difíciles y muy violentos. Ojalá no se repitan.

Gracias por la visita Doc!
Un abrazo y buen finde!!

MamaBeKer dijo...

Hay veces que dan ganas que se pongan bombas. Eso si, no me digan que los K fueron Montoneros porque no lo creo, los tippos tuvieron huevos, pero estos no, son otra cosa. Aunque son mejor que otros como Cobos o Macri. Se paso con el Apunte Doc, queremos que continue el tema. Buen finde

Eric 2.0 dijo...

Muy interesante el apunte, sí. Coincido con MamaBeker: hay veces que dan ganas de que se pongan bombas. El tema es el origen de los montoneros, cuál era su ideología (que, me parece, distaba un poco de la de Robin Hood) y qué tan bien o mal encauzaban su pragmatismo en el accionar político...

Tomás Münzer dijo...

Y sí, ese fue un gran error, dejar la política, reemplazarla por los fierros, aunque, bueno, bien sabemos Doc que hay quienes dicen que Firmenich y compañía eran infiltrados, traidores, por eso cebaban ese militarismo, para alejarse de las masas. Por eso, por más que den ganas, nunca hay que cebarse, por más que te fogoneen (que por eso lo hacen), porque ahí es donde dicen lo de la izquierda violenta, y todo ese discurso que impusieron de que los monton mataban gente, tiraban bombas donde habían pibes, etc. La cosa funciona más o menos así: se mata a un cana y todos los medios hablando del pobre tipo que se ganaba la vida siendo policía, y que tenía familia e hijos, y no sirve, si tenés que matar a ese cana (que está abajo de todo) es porque algo mal hiciste que no lo convenciste, o, en todo caso, neutralizaste. Abrazo.

El Doc 9 dijo...

Gracias Stanley, por siempre estar presente.
Bienvenido Erc 2.0, como llego, pregunta de rigor a estos Apuntes?Mamaeker e sun viejo amigo de la casa, que bueno que coincidan. La vedad que bronca da a veces algunas cosas que pasan en la Argentina.
Tomas, como coincido con usted. Uno de los tantos errores Montoneros fue que se "cargaron" muchis canas jóvenes, perijeles o se mataron a conscriptos del Ejército que estaban haciendo el hoy abolido servicio militar obligatorio. Abrazo a todos gracias por enriquecer el Apunte

Paeador de blogs dijo...

Disiento con MamaBeker el asesinato del capitán Viola y su hija de 3AÑOS!!! en que ayudaba al pueblo????
Y el asesinato de Larraburu????
El ataque al cuartel de Azul fue lo que definitivamente molestó a Perón y que les declaró la guerra total a la guerrilla. Perón ERA militar nunca se olviden de eso y atacar a sus camaradas y de la forma que se lo hacía era lo peor para él.
No olvidemos que si yo pongo una bomba o tiro un tiro la respuesta del otro va a ser peor o no harías lo mismo vos con alguien que te ataca?

El Doc 9 dijo...

Paseador, volvió?mire ya se dijo en un Apunte sobre Fantasia de Verdad I, II y III en Doc9. La propia oligarquia entregista creo un monstruo que fueron los hijos de los proscriptos peronistas del 55, que sufieron las bomba asesinas. Y los hijos de estos prefieron vengar y proponer un ´país mejor a los tiros. Se equivocaron. El odio engendró odio. Aramburu, que se pudra en el Infierno, fue ajusticiado según el monstruo que creo. Y murieron inocentes como los hijos de esos militares, esa niña de Viola. Perón murió y el tema quedó en la nada. Era una locura. Enfrentar al Ejército, fue como pelear con un palo contra un tanque. Que lástima. Había que purgar el Ejército de Belgrano y San Martín de tipos como videla y Massera y encerrarlos de por vida, luego echar a los Montoneros del peronistmo, hacer una tregua por años de paz, llamar a elecciones en 1975 o 1977. No hubiese golpe del 76, nunca una dictadura impuesta por los Estados Unidos, miles no hubiesen desaparecidos, los mejores argentinos y argentinas hubiesen seguido vivo. Jamas hubiese un Menem, quiza tampoco un tipo honesto pero inútil como Alfonsin. Es así Paseador, la historia fue otra. Pero nunca se puede hablar de guerra contra el Ejercito de su pueblo contra el propio pueblo. Ojala La Federal y ls Bonaerense cambien como lo esta haciendo el Ejercito, que recibe a las Abuelas de Mayo. Cuanto falta mi querido Paseador pero nuestros nietos lo verán. Abrazo con esperanza

Victor Zifredi dijo...

La verdad que los Montoneros fueron soberbios, valientes, pero soberbios, creer que Peron les iba a ceder todo... eso si, no podemos jusitifcar la Teoria de los 2 Demonios como aca dicen algunos pelotudos. Que se jodan los milicos, para que usurpan la democracia, censuran, bien muerto esta Aramnburu y Peron es un cagon, le salio el militar de adentro, porque nose quedó y mandaba a fusilar a los traidores del 55 que bombardearon el pueblo. Usted sabe como pienso Doc, quiero sangre para los golpistas traidores, y no soporto a los pelotudos que usted deja comentar o apuntar

Radio Bemba dijo...

con los huesos de aramburu vamo´a her una escalera, para bajar del cielo... a la Evita Montonera!!!!
eaeaeaee eaeaeaeee..
(canción alusiva)

Es jodido el tema que has elegido esta vez (como de costumbre) jeje...
Montoneros fue una de las guerrillas mas importantes que tuvimos, si no fue la más... gente con huevos, pibes que se la jugaban... el problema fue que por culpa de unos forros, que se les fueron de las manos, terminarón haciendo cagadas, mal ahi, porque lamentablemente ensuciaron su nombre, y se desvirtuó el camino que iban trazando...
pero nadie me puede negar que la reveldía, el levantamiento y la contestación la hicierón ellos, junto a los de las FAR... que se yo, igual es un tema largo que conlleva muchas contradicciones, hasta de mi parte pero bueno, ya vamos a tener nuestra juntada bloggera peronista para discutir todo lo necesario...

secreto entre nos: es inadmisible que un peronista hable mal del general, (al menos no en publico), y pasa lo mismo con los monto, asique calladita muzzrella, si no se habla bien, no se habla

Radio Bemba dijo...

son códigos que usted sabrá entender

El Doc 9 dijo...

Radio, resperto su opinión, que es sincera, pero Peron se quivocó en su tercer presidencia, creo un Frankstain, un monstruo que también se la creyó. La idea de gamarle al Ejército, en esos años, repleto de golpistas y cobardes que nada tenían que ver con el legado de San Martín y Belgrano, fue tan tonto como que un bebe quiera vencer a Tayson. Fue entrar en el juego. Peron, quizá debió mandar a fusilar a los golístas que bombarderon a pueblo en 1955, jamás Aramburu hubiese tenido protagonisto y esos chicos de clase alta, confundidos, con muchos huevos, si, y eso es lo más valadero como usted dice, no lo hubiesen fusilado, porque encima, ese Aramburu ajusticiado en 1970 no era el mismo Aramburu que engendró el odio en 1955. Beso grande Radio.
Victor: entiendo u postura pero no descalifique a los que piensan distintos a nosotros porque sino nos transforamos en ellos, en más de lo mismo.

Karif dijo...

Hola Doc! muy buen apunte. Me hizo pensar en que, cuando menciona a Rosas y sus dichos no sea esa la causa y "traición" que los de su propia clase sintieron. Siempre pensé que los peronistas fueron, tal vez de los pocos, que portaban una verdadera conciencia de clase, a nivel macro. Cuando uno sabe de donde de donde viene, sabe perfectamente hacia donde va. Unalástima mire, que en los 70 todo se haya desbarrancado. Y creo ser bastante ecuánime cuando afirmo que dentro de la Tendencia nunca se supo comprender que las bases sindicales y organizativas, siempre estuvieron en manos de representantes que, bien o mal, estaban mas a la derecha que a la izquierda del movimiento. Porque originariamente el Gral. Perón era militar, y salvo J.J. Cesio, no conozco a nadie (desasneme si no es cierto) militar y zurdo. En cuanto a los montoneros, es cierto que fueron soberbios, es cierto que creyeron que el Gral. se iba a poner de su lado, pero tambien es cierto que fueron un tanto manipulados por la cúpula, esa misma cúpula que se salva casi íntegra, cuando alla por el 78 o tal vez antes, las papas quemaban en las manos y en los centros de tortura. No creo que Firmenich ni Vaca, ni nadie, haya actuado como R. Hood. No creo que la gente que cayó haya comprendido las verdaderas consecuencias del retorno. Era tan visible (tal vez ahora a muchos años de distancia lo analizamos mejor) que ese entorno no iba a permitir ningún plan que saliera siquiera un milímetro del centro, ninguna propuesta, ningún planteamiento. Y es ahí donde la pifiaron porque oponerse al Gral y la derecha peronista, mas aliada con las fuerzas castrenses que con la verdadera democracia, es, al menos, un tanto ingenuo; y solamente se entiende cuando pensamos que izquierda y Peronismo nunca fueron aliadas, sino todo lo contrario, sino pregúntenle al Brigadier Lacabanne lo que hizo con Osatinsky, o se lo cuento yo? O poniendo otro ejemplo, la divergencia entre Rucci y Tosco. El error de la izquierda peronista es haber crecido pensando que era autónoma; y en un movimiento tan verticalista y paternalista como el Justicialismo/Peronismo, lo importante es la conducción,la organización de las fuerzas y de las bases. Esos zurdos que secuestraron y mataron a los Bunge, Ruccis, Vandor o demases, no crecieron bajo el ala protectora del Gral. (sus padres si) crecieron intentando establecer ellos mismo una conducción que ya se había establecido a miles de kilómetros de distancia, custodiada por una puerta de hierro y unos hombres mas que influyentes. Y si bien un padre siempre tiene que hablar con sus hijos, cuando los tiene que dejar sin postre, se lo puedo asegurar,que se lo hace.

Karif dijo...

2da parte:
Que triste, porque lo unico que se logro fue establecer las condiciones que los militares necesitaban para hacer lo que posteriormente hicieron. Y Perón, el gran conductor, mirando no ya para adelante, sino para arriba, dejo como herencia algo que no fue ni de izquierda ni de derecha, sino un cero en el mas absoluto centro: Isabel. Digo, los extremos siempre son violentos, y las decisiones extremas son, generalmente, violentas. La cuestión es aplastar al otro; o como dijo en Gral. "nadie puede hacer una tortilla sin romper unos cuantos huevos", justamente los huevos de esos rebeldes, imberbes que gritan en las plazas, valientes e ilusos que terminaron o exiliados o en algún oscuro centro clandestino de detención y con el mas negro de los futuros: la desaparición. Que vergüenza Doc, que lucha al cuete, que traición tan grande. Sobre todo pensando que los Montos, equivocados o no, clandestinos o no, si mataron, lo reconocieron. Los milicos, asesinos con caras de ángeles saben perfectamente que no hay peor traición, peor mentira, que la que se quiere ocultar. espero que de todo esto hayamos aprendido algo.
PD: Perón no mando a fusilar a los traidores del 55 porque eso hubiera sido traicionar a su clase y sus principios de hacer la revolución sin derramar sangre, creo que privilegió la vida y la convivencia política, aunque despues todo se haya ido a la mismisima mierda.Prometo pasar mas seguido por aquí. Besotes Doc!

El Doc 9 dijo...

Si¡¡ pase seguido Karif¡¡ que usted endulza estos apuntes con grandes aportes. Me encanto esa frase nadie puede hacer una tortilla sin romper unos cuantos huevos", de Peron que usted apuntó. La felicito, aunque lo de Robin Hood fue para poner un mote a algunas acciones de los Montos, sobre todo cerca del secuestro de Binge y las navidades de ese año con regalos para la algunos pobladores. Firmenich no es un santo de mi devoción; él no se jugó por sus militantes, o no les pedía absoluta entrega cuando estaban siendo torturados en la ESMA?entrega de qué? hasta la muerte?. beso Karif, como llegó usted a estos Apuntes?nunca me lo dijo...